WhatsApp Image 2019 02 11 At 22.15.10 Bis

DE CÓMO UN PAÍS CONVIERTE EL CHANTAJE, LAS AYUDAS Y LOS NEGOCIOS ILEGALES EN LA BASE DE SU ECONOMÍA, por Mah Iahdih Delegación Saharaui en Catalunya

Todos los países del mundo basan sus economías en un sector o sectores que están bajo su control o dominio, sin embargo, hay algunas excepciones, la mas llamativa es la del régimen feudal marroquí, una autocracia que basa su economía, en el chantaje, las ayudas y el comercio de productos y negocios ilegales.

Marruecos es un país enclavado geográficamente hablando a medio camino entre Europa y África y su ubicación geográfica es su principal sostén económico, chupa con ansiedad y gula de la rica Europa y se aprovecha de forma voraz e insaciable de las miserias de África, especialmente el África francófona.

Los principales renglones de la economía marroquí son: las remesas de inmigrantes el gran maná y salvavidas del régimen, el tráfico de cannabis y derivados, las ayudas externas, el Sáhara y después muy de lejos el turismo y la agricultura ya que ambos sectores no son sostenibles y solo constituyen entradas esporádicas y desordenadas, que más que sectores económicos constituyen un gancho atractivo para solicitar las ayudas a las potencias económicas mundiales en especial Europa y las monarquías medievales del golfo.

Oficialmente, Marruecos es el segundo país con mas inversión en los países del África francófona, pero la realidad es otra, muy diferente a la oficial. Toda esa inversión presuntamente marroquí, en esa región, es en realidad capital de sociedades estatales o privadas francesas, que debido al desprestigio y a la mala colonización que hicieron en aquella zona, utilizan sociedades pantalla marroquíes para seguir esquilmando y saqueando las riquezas del África subsahariana. Recientemente, hace pocos días, el Vice-Ministro Italiano Luigi Di Maio, declaró con acierto y mucha valentía que el gran culpable del empobrecimiento y por consiguiente de las oleadas de emigrantes, que arriesgan su vida, es la política que práctica el Estado Francés en sus antiguas colonias. Imponiéndoles condiciones económicas abusivas, utilizando la moneda del CFA como gendarme económico que aplasta cualquier atisbo de desarrollo en el África subsahariana y ejerciendo un total control sobre sus recursos, sin contar la injerencia absoluta en sus asuntos políticos.  Además, Di Maio, fue mas allá al proponer sanciones a estos Estados buitres, como el francés, que provocan con sus abusos el empobrecimiento y la miseria en África.

Al saqueo francés habría que sumarle dos negocios suculentos propiedad exclusiva del Majzén: la inmigración y el tráfico de drogas hacia esa deprimida región de África. Es un secreto a voces, el uso y provecho que hace el Majzén del asunto de la inmigración, a través de la captación de inmigrantes, que en ocasiones ha trascendido, que hasta se les han regalado billetes desde sus países de origen hacia Marruecos, para luego ser utilizados como moneda de cambio y presión a la rica Europa que esta dispuesta siempre a pagar para que no vengan africanos a su suelo. El resultado de la operación es de sobra conocido; Europa acabará pagando cantidades millonarias al régimen feudal marroquí, como ha hecho en los últimos 20 años.

Para que se tenga una idea, este año las arcas europeas soltaran la friolera de 140 millones al MAJZÉN, para que no entre en suelo europeo ningún inmigrante africano. Sin embargo, la realidad es muy pero que muy tozuda y todos los candidatos a emigrar hacia Europa acabaran en suelo europeo.  No hay constancia de que ningún africano llegado a Marruecos para emigrar, hacia Europa, haya retornado a su país de origen. Además, los números cantan, la inmigración a través de Marruecos creció el año 2018 en más del 30%. La pregunta que se plantea es la siguiente: ¿para que sirve la millonada que da la Unión Europea a Marruecos para frenar la inmigración? – sencillamente para NADA. No seria más lógico invertir esos millones directamente en el África Subsahariana.

El otro gran negocio de Marruecos en África, es el trafico de Drogas, como es lógico no hay cifras oficiales, sin embargo, es muy conocido que los camiones de gran tonelaje que atraviesan el Sahara Occidental y Mauritania destino al África Subsahariana van cargados de toneladas de derivados del Cannabis. Es igualmente, extendido que los vuelos nocturnos hacia las capitales del África subsahariana de la compañía Royal Air Maroc, su principal carga son los fardos de hachís. Las ganancias de estos negocios se blanquean en bancos “marroquíes” instalados en esas mismas capitales.

Las ayudas a la Cooperación y ayudas directas a diferentes sectores: sanidad, educación, agricultura etc., constituyen otro gran maná de la economía del régimen marroquí. Estas ayudas proceden de múltiples estamentos europeos: Distritos, Ayuntamientos, consejos, comunas, diputaciones, regiones, comunidades autónomas, Gobiernos Regionales, Gobiernos estatales, fundaciones e inclusos entes privados. No hay cifras oficiales sobre el monto anual que recibe la monarquía marroquí, pero la estimación oscila entre los 300 y 500 millones de euros. De lo que no hay duda es de que es el país del mundo que más fondos europeos recibe del planeta con diferencia. Para ilustrar todo lo anterior solo citaremos unos pocos ejemplos:

  • 182 millones de la UE el año 2018 para promover el desarrollo inclusivo
  • Mas de 1000 millones para lo mismo desde el año 2014
  • 232 millones entre el 2014 y el 2018 para atajar el desafío migratorio, más los ya citados 140 millones que acaban de ser aprobados

En el plano local la situación es muy parecida, lo ilustramos con algunos ejemplos:

  • la Junta de Andalucía dono 35 millones entre el 2008 y el 2014
  • la Diputación de Barcelona 518.432 entre 2010-2012 y 273.000 mil el año 2018
  • La agencia Catalana de Cooperación 324.000 el año 2018
  • La AECID 15 millones el año 2015

Tanto la lista de instituciones donantes como las cifras son kilométricas, van desde Ayuntamientos de municipios con menos de dos mil habitantes hasta regiones de millones de personas.

Todas estas ayudas, chanchullos, negocios legales e ilegales, no han repercutido en la mejora del nivel de vida de los marroquíes y todos los índices indicativos del desarrollo humano en Marruecos prácticamente no han evolucionado en el último cuarto de siglo, y su progreso es inapreciable e insignificante y lo que es mas grave es que esos niveles son equiparables a los niveles de los países mas pobres del planeta

   CONTACTE