C2f27fd9 06c4 4835 9563 5efbaa180cad

LAS NUEVAS FORMAS DE INJERENCIA por Mah Iahdih, Delegación Saharauí en Catalunya

A lo largo de la historia moderna, siempre ha existido la injerencia de unos estados en la política de otros, este fenómeno tuvo su apogeo en la etapa post colonial y en especial durante la guerra fría y se caracterizaba por la injerencia, de estados grandes y poderosos, en asuntos internos, de estados pequeños y/o débiles. Sin embargo, en los últimos tiempos asistimos a la operación inversa, y constatamos como países pequeños como Israel o débiles como Marruecos condicionan la política de potencias gigantes como son los EUA y la UE.

Para nadie es un secreto que Israel utiliza el poderío del Loby judío para manejar a su antojo la política americana y hacer que el péndulo de la las decisiones transcendentales en la política internacional se incline en beneficio del estado Sionista de Israel.

El caso de Marruecos es algo similar, siempre salvando las distancias, ya que no cuenta con un Loby poderoso como el judío y su modus operandi es mas casero, usurero y cicatero. Marruecos basa su influencia para cambiar las posiciones políticas importantes, básicamente en el chantaje, utilizando el factor vecindad con la UE como arma primera para condicionar esas decisiones, con asuntos concretos, tales como; inmigración, Drogas, Ceuta y Melilla, integrismo e intereses varios.

Existe una amplia lista de ejemplos que ilustran este tipo de política, el mas reciente es la decisión de una institución tan soberana como el Parlamento Español de no permitir la celebración de una reunión en su sede, a la que tenían previsto asistir mas de 40 Diputados nacionales, autonómicos y eurodiputado del estado español y mas de 20 diputados de los 5 continentes. La excusa ha sido, para no afectar las excelentes relaciones con nuestro vecino Marruecos, o al menos es lo que se ha publicado en varios medios, atribuyendo tal afirmación a un informe del Ministerio de exteriores español y a otro de la mismo Comisión de exteriores del parlamento.

Este es uno de los ejemplos mas claros del nuevo tipo de injerencias que se practican en la actualidad a nivel político; Impedir la celebración de una reunión de parlamentarios elegidos democráticamente por sus pueblos para hablar de un asunto reconocido y registrado en todas las instancias internacionales como uno de los escasos vestigios que quedan del colonialismo. Y si a esto le sumamos la responsabilidad del estado español como potencia administradora del Sahara Occidental, según la legalidad internacional y la propia justicia Española, entonces no debemos albergar ninguna duda de que estamos ante una practica habitual y un chantaje asumido con anterioridad a producirse, es decir, el estado español da por sentado que si se reúnen algo mas de medio centenar de parlamentarios en la sede del parlamento. Marruecos, el vecino y amigo incomodo, reaccionará, se enfadará y castigará a España con el uso de uno de los temas habituales en la agenda de sus relaciones.

La otra situación que ilustra las nuevas dinámicas de la injerencia en asuntos de otros países es la discusión planteada actualmente en la UE en relación al convenio comercial agrícola y pesquero entre la UE y Marruecos. Es sabido por todos, que el tribunal de justicia europeo en dos sentencias, dictamino, que no se pueden firmar tratados comerciales con el Reino de Marruecos que incluyan el Territorio del Sahara Occidental, al ser este un sujeto diferente y separado del Reino de Marruecos.

Con todo lo claras, concisas y taxativas que han sido ambas sentencias del TJUE, La Comisión Europea Lleva casi un año buscando formulas que le permitan burlar su propia justicia y renovar los convenios ilegales con Marruecos, esta actuación, deja patente, el chantaje al que están sometidas las autoridades Europeas por parte de la monarquía feudal Marroquí y explican claramente como se tejen las injerencias que hace Marruecos en la política Europea, obligando a los Europeos a saltarse su propia legalidad. Bienvenidos a la nueva modalidad de la injerencia de estados arcaicos en asuntos de estado democráticos y que estos últimos el único el antídoto de respuesta que encuentran es; pagar, pagar y pagar.

Mah Iahdih Nan
Delegación Saharaui en Catalunya

   CONTACTE